Zona arqueológica de Tzintzuntzan, Michoacán

En el idioma de la etnia yacata, Tzintzuntzan significa “lugar de colibríes” y esto nos expresa la riqueza ecológica del lugar donde se asienta uno de los sitios arqueológicos más importantes del estado de Michoacán. Localizado en las cercanías de lago de Pátzcuaro, Tzintzuntzan fue la última gran urbe de los indígenas tarascos. Desde este sitio se organizaban las actividades económicas, políticas y religiosas de las comunidades colindantes. La privilegiada ubicación de Tzintzuntzan, en las laderas del cerro Yahuarato, facilitaba a los habitantes de este lugar, un panorama estratégico de buena parte de la cuenca. El periodo de esplendor que tuvo Tzintzuntzan aconteció desde el año 1000 y hasta 1521 d.C. Sin embargo, bajo los edificios actualmente visibles, hay estructuras de una mayor antigüedad.

Qué visitar en Tzintzuntzan

La zona abierta al turismo en el sitio arqueológico de Tzintzuntzan no es demasiado grande, pero aún así asombra a quienes la exploran. La totalidad de esta área prehispánica michoacana, la cual comprende 6.7 kilómetros cuadrados, no ha sido estudiada a plenitud. Tres de los conjuntos de edificios más relevantes de Tzintzuntzan son: la Gran Plaza, el Barrio de San Pablo y el Barrio de Santa Ana. Al noreste del yacimiento se levanta El Palacio o Edificio B, que consiste, esencialmente, en un conjunto de recintos habitacionales para los sacerdotes del lugar. Precisamente en El Palacio fue encontrado un osario con vestigios de fémures y cráneos con perforaciones, lo cual se perfila como un equivalente a los famosos tzompantlis de los aztecas. Por otra parte, el Edificio E cuenta con cinco habitaciones alineadas en forma de “L”.

También interesantes son: el Edificio C, donde fueron identificados los restos de un altar y los edificios A y D, que más bien, datan de la época colonial.

Cómo llegar a Tzintzuntzan

Partiendo desde la ciudad de Morelia, hay que seguir la carretera 14 hasta llegar a Las Trojes, Luego se continúa por la carretera 14D hasta dar con el entronque a Pátzcuaro. En la carretera 120 se sigue hasta Pátzcuaro y desde este punto se sigue la carretera 14 hasta Tzintzuntzan. En total, de Morelia al sitio arqueológico de Tzintzuntzan son 75.5 kilómetros.

Información relevante acerca de Tzintzuntzan

Los estudios más antiguos llevados a cabo acerca de Tzintzuntzan, corrieron a cargo del Dr. Nicolás León, en el año de 1888. Este investigador, realizó una minuciosa descripción de las diferentes estructuras del sitio y además, recopiló valiosas referencias históricas del lugar.

Por otra parte, aun cuando la pirámide es el basamento típico de las construcciones preshipánicas en Mesoamérica, existieron formas de basamento alternativo y una de ellas se manifiesta en Tzintzuntzan. Se trata de las yácatas tarascas. La palabra “yácata” significa precisamente “montón de piedras”. Las yácatas eran estructuras compuestas con muros superpuestos, elaborados con lajas de piedra. De tal suerte que en ellas se combina la proyección de una planta rectangular con otra semicircular.

Los edificios de Tzintzuntzan poseían escalinatas integradas al centro de estos basamentos, los cuales, además, estaban recubiertos de lozas en forma cuadrada, labradas en piedra volcánica. Estas lozas eran nombradas por los tarascos como xanamú.

Tzintzuntzan cuenta actualmente con cinco templos o yácatas, varios de ellos dedicados al dios Curicaheri, figura religiosa de la cultura tarasca, asociada al sol, así como también a sus cuatro divinos hermanos, los Tiripeme.

El sitio arqueológico de Tzintzuntzan maneja un horario de visita de lunes a viernes, de las 10 de la mañana a las 5 de la tarde. El acceso tiene un módico costo.

Actividades a realizar en las cercanías de Tzintzuntzan

En el marco de un paseo a Tzintzuntzan, se recomienda visitar la bella isla de Janitzio, una de las cinco islas que se localizan en el lago de Pátzcuaro. El nombre de Janitzio significa, en lengua purépecha, “flor de maíz”. El recorrido en lancha no es largo y nos permite conocer el estilo de vida que siguen los pescadores que habitan en esta región michoacana.

Otra buena recomendación es comprar artículos de plata en la calle del Nopal, en la ciudad de Pátzcuaro. Existen platerías excelentes en ese lugar, en donde se ofrecen diseños alusivos a la cultura purépecha. Los collares ceremoniales que allí se ponen al alcance de los turistas, son reproducciones de modelos típicos de Ihuatzio, Cuanajo y Janitzio.


Categorías:
Zonas arqueologicas de Michoacán


Fatal error: Uncaught Exception: 190: Error validating application. Application has been deleted. (190) thrown in /home/zonaarqu/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273